lunes, 6 de junio de 2011

PUM


Por qué a veces corro
hacia la boca del lobo
por qué no respondo
a la provocación
por qué agacho la cabeza
ante el golpe previsto
por qué me vuelvo tonta
cuando se requiere audacia
o simple mala hostia

¿Seré siempre esta niña
a la que el dolor aturde
cuando un globo que
explota junto al oído?

ANA PÉREZ CAÑAMARES


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;