domingo, 7 de agosto de 2011

Hija



Hija, si en algún momento
mientras estás ocupada en crecer
-dura y lícita tarea-
puedes mirarme a los ojos
hazlo.


No te dejes las preguntas
para cuando sea la misma voz
la que cuestione y la que responda.


Mira que en esta familia
tenemos la dolorosa costumbre
de conocernos mejor de muertos.


ANA PÉREZ CAÑAMARES

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;