domingo, 6 de noviembre de 2011

Como dos atletas

Fuimos tantas veces por la calle equivocada
que nunca aprendimos a correr
sin dejar de mirar atrás


Nuestra historia se convirtió
en una carrera de fondo
entre el olvido y el recuerdo
sin daños a terceros,
pero con la ilusión desgastada
y un esguince en el alma
fue imposible alcanzar nuevos tiempos
sin miedo a volver a tropezar


Olvidamos medir la amplitud del riesgo
y fueron necesarias muchas caídas
para comprobar el tamaño del desastre


Apostamos por nosotros y perdimos,
lo nuestro fue una carrera de obstáculos
y nunca
llegamos a la meta


DIEGO OJEDA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;