jueves, 27 de diciembre de 2012

Cuando tienes que...




Cuando tienes que callarte aunque grites por dentro.
Cuando tienes que abstenerte de sentir para evitar el desastre.
Cuando tienes que guardarte las ganas por obligación.
Cuando tienes que olvidarte del "todo" para quedarte con el "nada".
Cuando tienes que inventarte un nuevo lenguaje para entender.
Cuando tienes que llenarte los bolsillos de lágrimas y pañuelos.
Cuando tienes que ocuparte, usar tu tiempo para no pensar.
Cuando tienes que recomponerte, recoger los trozos de lo que quedó.
Cuando tienes que contarte cuentos para poder dormir.
Cuando tienes que alejarte a pesar de estar más cerca que nunca.
Cuando tienes que crearte hábitos para sobrevivir.
Cuando tienes que volverte frío aunque ardes por dentro. 
Cuando tienes que darte cuenta de que no era tan sencillo.
Cuando tienes que cerrarte los ojos que se llenan de imágenes recurrentes.
Cuando tienes que aguantarte el buscar olores antiguos.
Cuando tienes que taparte la boca y los besos.
Cuando tienes que atarte las manos para que no recuerden un tacto.
Cuando tienes que derramarte en mil lágrimas.
Cuando tienes que agotarte en un ciclón de pensamientos. 
Cuando tienes que recogerte en tu rincón seguro.
Cuando tienes que sentarte a esperar un mejor momento. 
Cuando tienes que evitarte el daño propio y ajeno.

Cuando tienes que acostumbrarte a vivir con lo que tienes dentro.

Cuando tienes que seguirte a tí mismo, pase lo que pase...

Cuando tienes que joderte.



(Nunca supe seguir las reglas)



0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;