martes, 2 de abril de 2013

Agradezco que existas


No te engañes,
no escupas fuego
hablando de nosotros
y deja de decirme de una puta vez
todo lo que podíamos haber sido
y no somos.


No te engañes mi vida,
no me eches de menos
si sabes que estoy a tu lado,
que yo siempre estoy aquí
aunque no me veas,
que yo siempre estoy aquí
aunque siempre me esté yendo,
que yo siempre estoy aquí
porque siempre acabo quedándome
y agradezco que existas.


Agradezco que existas
aunque a veces duela,
agradezco que existas
porque el amor que no quema
no mata
y yo quiero morirme contigo.


Agradezco que existas
porque pusiste todo
donde no había nada
porque te hice inmensa
y aprendí a amarte
en todas las cosas de este mundo.
Igual que tu me amas
en todas mis versiones,
con todos mis gigantes,
igual que amaste mi isla
igual que amaste diciembre
y el sol más ardiente de Mayo.


Así qué no te engañes,
que tú y yo ya encontramos
el misterio de ese lugar
donde no hay ayer ni mañana
y la vida nos escogió
como únicos protagonistas
de esta historia.


DIEGO OJEDA

 

1 comentarios:

Capitán Smith dijo...

Este poema es para enmarcar. Besos

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;