martes, 9 de abril de 2013

No estás deprimido, estás distraído... (fragmentos)




No estás deprimido, estás distraido...
Distraído de la vida que te puebla, tienes corazón, cerebro, alma y espíritu...  entonces ¿cómo puedes sentirte pobre y desdichado?
(…)
No estás Deprimido, estás Distraído...
Por eso crees que perdiste algo lo que es imposible porque todo te fue dado, no hiciste ni un solo pelo de tu cabeza por lo tanto no puedes ser dueño de nada además la vida no te quita cosas, te libera de cosas, te aliviana para que vueles más alto para que alcances la plenitud.
(…)
No encuentras la felicidad, y es tan fácil, sólo debes escuchar a tu corazón antes que intervenga tu cabeza que está condicionada por la memoria, que complica todo con cosas viejas, con órdenes del pasado, con prejuicios que enferman, que encadenan:  la cabeza que divide, es decir empobrece, la cabeza que no acepta que la vida es como es, no como debería ser.
Haz sólo lo que amas y serás feliz.
El que hace lo que ama está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar porque lo que debe ser será y llegará naturalmente.
No hagas nada por obligación ni por compromiso sino por amor, entonces habrá plenitud y en esa plenitud todo es posible y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija, la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 o 4 meses de vida.
(…)
Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición, no algo que te llegará de afuera; además la felicidad no es un derecho, sino deber porque si no eres feliz estás amargando a todo el barrio.
(…)
No estás Deprimido, estás Distraído...
Si escucharas al otro, al que llevas dentro sabrías todo, en todo encontrarías algo para ti entonces te elevarías constantemente y ya no habría confusión sino matices, y en esa serenidad no buscarías nada entonces encontrarías todo y estando en el presente dirías y harías lo que hay que decir y hacer a cada momento natural y graciosamente sin esfuerzo, lo que haría que tu relación con los demás fuera plena.
Y al crecer en el amor serías más creativo, sin límites ni condiciones.
La ignorancia nos hace sentir encerrados y mortales,  es decir que nos encerramos y nos limitamos solos.
El miedo nos distrae del amor que es sabio y valiente porque sabe que no hay ni medidas ni fin, busca adentro y desaparecerán las nubes de la periferia;  quédate quieto y en silencio para escuchar al sabio que llevas dentro.
(…)
Una vez encendida la luz interior, nada puede apagarla, es tan perfecta e incorruptible como el oro que simboliza el poder de la pureza, de lo esencial, es decir del espíritu que es un viaje infinito y maravilloso porque estalla a cada instante vivido con profundidad.
(…)
No estás Deprimido, estás Distraído...
Por tu ego, que distorsiona, lo contrario de la inocencia que aclara.
El ego confunde a las cosas con su juicio, cree que las cosas son lo que él piensa que son, es más el ego cree que las palabras son las cosas;  el ego no vive, interpreta, es una constante actuación que nunca alcanza a la realidad.
(…)
Ahora que estás solo y tranquilo, olvida lo que eres porque eso es creación de los demás  y escucha tu corazón:
¿Qué quieres ser?,  ¿Qué quieres hacer ahora?, porque la vida es ahora mismo.
(…)
Y mira todo como por primera vez, entonces te salvarás del aburrimiento que ensombrece a los que creen saberlo todo y no confundas a la actividad con la vida;  ahí está el sol, exactamente ahí para que lo veas, ahí está el árbol hace muchos años para que te des cuenta que es una maravilla.
Libérate de la imagen que te ayudaron a forjar los demás y volverás a la inocencia que es nuestro estado natural.
(…)
Nada se repite, por eso hay que vivir ahora y la vida entera está en cada acto como todo puede nacer de un solo átomo.
(...)
No busques afuera, lo que no tienes adentro.
No puedes pedir amor, si no lo diste.
No puedes pedir justicia, si no fuiste justo.
No puedes buscar paz afuera, si no la tienes dentro.
(...)
Arriesga, la vida es cambio permanente, por eso siempre te da revancha, recuerda que el que no está dispuesto a perderlo todo, no está preparado para ganar nada.
Ahora que estás solo y tranquilo, ahora que estás contigo mismo, único ser del que eres responsable te diré:  Deja que la curiosidad te lleve donde sucede la vida, no seas espectador de la televisión sino protagonista de la tierra;  recuerda que a los que se animaron les debemos todo.
Píntate un sí en la frente antes de salir a la calle para que se te acerquen los que quieren vivir, sin preocuparte por el tiempo porque en una eternidad se recomienza a cada instante.
Y no pierdas energía cuidándote, porque la vida es bello peligro, si mi madre se hubiera cuidado de mi padre, yo no estaría aquí.
(...)
Nada como vivir en uno mismo, solo así puedes sentirte en casa en cualquier parte, entonces nada es lejos ni ajeno.
(...)
La tarea es comprender que la vida son subidas y bajadas, constante movimiento, es decir cambios.


FACUNDO CABRAL


1 comentarios:

Unknown dijo...

No lo conocía, me ha encantado.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;