lunes, 16 de diciembre de 2013

Mis poetas favoritos (4): Marwan


...Pasarlo mal es la antesala de alguna cosa.

Lo malo es que no se suele saber de qué

y la vida se convierte en sala de espera,

en un ring de boxeo con dos contendientes:

tú y el porvenir...



Marwan lleva unos años paseándose por las páginas de mi vida, como sucediéndonos en dos existencias paralelas con sobresaltos similares, con parecidos encuentros y desencuentros con el mundo.

(...) Yo quiero clavarme a tu futuro igual que un título se clava en un libro, 
en la portada y para siempre. Me dan a menudo demasiadas 
ganas de soltarte este tipo de barbaridades pero corro el riesgo 
de que pienses que no quieres luchar por algo que no tiene complicación (...) 
así que mejor sigo así, callado, haciéndote pensar que no soy del todo tuyo. 
Seguro que de ese modo no se te van a ir las ganas de luchar (...)

A él tengo que agradecerle conseguir que la poesía no muera en los libros de texto del colegio, conseguir contagiar sus emociones a través de palabras que pueden remover a cualquiera. Después de unos 30 años comprando libros de poesía a solas, tropezarme con gente ávida de versos en las librerías siempre me saca una sonrisa y me recuerda a él. La triste historia de tu cuerpo sobre el mío es su primer libro de poemas, aunque Marwan lleva años dibujando versos en sus canciones y en su blog.  

(...) Nos dimos tantos besos
que tuvimos que darle la vuelta a la piel
cuando no quedaba un centímetro intacto (...)

Para mí, esta "triste historia" tiene mucho de álbum de fotografías, de momentos ilustrando una vida... a veces, en blanco y negro y, otras veces, a color. El día en el que te das cuenta de que está en tu mano, y sólo en el ella, la posibilidad de ser feliz y el suelo tiembla bajo tus pies. Ante la libertad de decidir todo el mundo anterior se remueve y se suceden episodios en los que no entiendes nada... porque quizá no hay nada que entender y sí mucho que vivir.


A partir de ahí, experimentas lo que es el olvido y la tristeza, pruebas la felicidad en otros cuerpos y otras caras y, por fin, te reencuentras contigo mismo, con lo que fuiste, con lo que eres y con la búsqueda de lo que te gustaría llegar a ser. Y sólo en ese momento puede llegarte lo bueno porque lo atraes con tu propia luz.

Amor,
querer es correr en dirección contraria a las heridas...

Y aunque todo parezca tener fecha de caducidad, hay cosas en la vida que tienen que pasar y nuevas puertas se abren....







Un día de estos tendré que abrazarte más fuerte,
no vaya a ser que te me vueles...




3 comentarios:

Yormary Blanco dijo...

me gustaría leerte mas..

Noemí Vico García dijo...

Pues puedes pasarte por aquí cuando quieras Yormary
Un abrazo!!

Nosotros dijo...

Marwan es hermoso, increible tener el gusto de escucharlo y leerlo

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;