viernes, 9 de octubre de 2015

No sé bien lo que pasó


Entonces pudimos haber hecho 2 cosas:
romperlo del todo
o tratar de arreglarlo de una vez.


Hasta aquel momento sólo
habíamos usado la opción equivocada:
tapar las grietas. 


No sabíamos cómo tomar ninguno
de los otros dos caminos.

El primero requería
salir de los recintos de la cobardía,
aprender a dar las gracias
-o a odiar sin titubeos-
y repartirse los recuerdos.
El segundo requería
salir de los recintos de la cobardía,
aprender a agradecer,

reconocer la mediocridad que nos amparaba
y poner de acuerdo los recuerdos,
sobre todo aquellos que se irían

fabricando a partir de entonces.

No sé bien lo que pasó,
si lo logramos,
si salimos de la cobardía por la puerta de entrada
o del amor por la puerta de atrás.
Sólo recuerdo que nunca suele ser como uno espera
y que algunas veces pienso que soy feliz.

MARWAN

1 comentarios:

olga jim dijo...

blog: algo que escuchar, me gustaría que lo miraras si no te importa, gracias!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;