miércoles, 29 de octubre de 2014 0 comentarios

El daño


Lo supimos después,
sin tiempo para nada.

Porque tal vez la vida nos dio todo al principio
y seguimos buscando
un camino que lleve a ese lugar,
un puñado de polvo
que guarde el equilibrio suficiente
para no convertirse
en aire o en montaña.

Porque tal vez la vida no nos perteneció
y se fue consumiendo
como todas las cosas que hemos creído nuestras
y son parte del daño
que dibuja las líneas de la historia
derribando ciudades con sus muros.

Y de haberlo sabido
habríamos juntado nuestras manos
o mirado a otra parte.

Y de haberlo sabido,
habríamos mordido nuestros labios
sangrando en el amor
para dejar visibles las heridas,
o habríamos rezado,
o renunciado a todo para quedarnos quietos
y no cruzar los días que agonizan. 

Es todo tan inmenso que no cabe en el llanto
y el dolor nos observa desde fuera.

Lo supimos después,
no hay nostalgia más grande que aquella del futuro.

FERNANDO VALVERDE


lunes, 27 de octubre de 2014 1 comentarios

Mariposas


Quiero ser material del estudioso
pasto de tesis trama discursiva
quiero ser el objeto
directo o indirecto de cientos de manuales
quiero que digan todos ¡qué grande era el poeta!
¡qué extraordinario genio!
que destapen lo oculto de mi obra
que abran caminos donde sólo había maleza
quiero que un grave crítico
–barbablanca anteojo–
sostenga riguroso que decía zapato
para hablar de la muerte
que le robé el azul a Mallarmé
y que jugué al despiste
entre Borges y todos los Pessoa
quiero que ocupen mis versos las canciones
de dulce tarareo adolescente
quiero una estatua ecuestre
y que mi nombre bautice la calles principales
de todas las ciudades
quiero que un erudito profesor
de no sé qué doctrina les diga a sus bostezos
que yo me emborrachaba en casa de Leopardi
que jugaba a los dados con Walt Whitman
que fui el amante secreto de Girondo
quiero que me conjuguen con Vallejo
que proclamen los bigotes erectos
que fui poeta y hombre de los buenos
que fui un autor de sueños y braseros
que yo fui un Baudelaire
elevado a la enésima poesía
quiero que me echen flores
y conservar los pétalos
de su alucinamiento
como el último adorno
de mi cadáver
que haga al fin
de los gusanos
mariposas

JULIO RODRÍGUEZ

martes, 21 de octubre de 2014 2 comentarios

No sé, yo creo que estamos hechos de carencias...




No sé, yo creo que estamos hechos de carencias.

Nos definimos mediante zapatillas vintage, fotos de besos, poemitas en servilletas. Vamos cogiendo de aquí y de allá, conformando nuestra identidad en plan contemporáneo, sin ataduras, sin tr...
adiciones, sin nostalgias más allá de las estrictamente necesarias para combinar con el traje verdemar y poder susurrarle al mundo: hoy me siento la mar de nostálgico.

Quiero decir: nuestra verdad tan sólo pasa por una selección elegante. Un festival de verano, una carrera sin salidas, un sistema operativo, un compromiso sociopolítico, cierta forma de dejarse caer sobre las sábanas, una semántica corporal para indicar que deseas que te coman la polla, una bicicleta plegable, una película con mensaje, un comentario frívolo que rebaje cuidadosamente la tensión del conjunto.

Es tan bonito vernos pasear: por algo somos nosotros quienes nos hemos elegido.

Un ratito antes, supongo, de que caiga el telón, el techo se convierta en el único interlocutor posible y, entre fotografías sobrexpuestas y camisetas-protesta, caigamos en la cuenta de que, en realidad, somos todo lo que nos falta.

Y que eso es lo que seremos el resto de nuestra puta vida.



JOSÉ MIGUEL CAMPOS (@cronopio1979)

(HOY NO DEBERÍA PENSAR EN NADA)

martes, 7 de octubre de 2014 2 comentarios

Y todas esas cosas...




Moraleja: 
No busques a alguien que tenga que perderte
para saber que te tenía...


De nada me sirvió
llorar,
maldecir,
intentar,
sufrir,
probar,
sucumbir,
descifrar,
nada de esto me suturó
ni las heridas 
ni los destrozos
de cada una de nuestras guerras.

Sin embargo, me alegro...

Al menos, a ti te sirvió
para escribir poemas
o tener una razón
o una excusa
o un motivo
o una bonita historia que contar,
de esas en las que le rompen el corazón 
al protagonista
y todo el público quisiera saber por qué.

Todo queda muy bien,
pero tú y yo sabemos lo que hay
aunque el disfraz te siente tan bien....

Y todas esas cosas....

NOEMÍ VICO GARCÍA





domingo, 5 de octubre de 2014 0 comentarios

A veces, en octubre, es lo que pasa...


Imagen: Instituto Cervantes

Cuando nada sucede,
y el verano se ha ido,
y las hojas comienzan a caer de los árboles,
y el frío oxida el borde de los ríos
y hace más lento el curso de las aguas;

cuando el cielo parece un mar violento,
y los pájaros cambian de paisaje,
y las palabras se oyen cada vez más lejanas,
como susurros que dispersa el viento;

entonces,
ya se sabe,
es lo que pasa:

esas hojas, los pájaros, las nubes,
las palabras dispersas y los ríos,
nos llenan de inquietud súbitamente
y de desesperanza.

No busquéis el motivo en vuestros corazones.
Tan sólo es lo que dije:
lo que pasa.


ÁNGEL GONZÁLEZ



domingo, 21 de septiembre de 2014 1 comentarios

Miedo escénico



Quizá nos esté empezando a pesar demasiado
esto de ir acumulando tanta tristeza;
o quizá padezcamos
ese síndrome de Diógenes actual,
donde nuestros políticos
dejan sus bolsas de la basura
en la entrada de nuestra puerta.

Quizá, simplemente, nos estemos quedando sin ganas
y se nos esté empezando
a notar en la voz;
o quizá sea este gélido diciembre,
que empieza a parecerse a dormir con un iceberg
atándose los zapatos
a los pies de nuestra cama.

Pero venía a contarte
que ya he visto en otro lugar esos ojos,
y no fue muy lejos de aquí.
Que prefiero que me digas
que tienes miedo de no estar a la altura,
a que me digas:
“acabo de llegar a la cumbre de aquel sitio
y creo que debería haber estado un poco más alta”.
Que la primavera no deja de ser
un jardín lleno de flores de un día,
que no saben ni aceptan morir;
y que tengo grabadas todas las hojas de este otoño
para que puedas ver, de verdad,
lo que es caer con estilo;
y que guardo el frío embotellado
para brindarte el invierno
que está por venir.

Quizá todo esto
no te parezca gran cosa,
pero entiendo
que se puede también:

morir de ganas
y matar de placer.

Y si es por ti,
hasta vivir en el intento.


SEAN RODRÍGUEZ


video
Fuente del vídeo: Youtube

sábado, 20 de septiembre de 2014 5 comentarios

No te enamores de una mujer que lee...


 
No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe...
 
No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma.
 
No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (ésas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.
 
No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y vertigue un inmenso horror por las injusticias. Una a la que no le guste para nada ver televisión.
 
Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo.
 
No te enamores de una mujer intensa, lúdica, lúcida e irreverente.
 
No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, jamás se regresa...


MARTHA RIVERA-GARRIDO
viernes, 12 de septiembre de 2014 0 comentarios

En jaque

 
En jaque
a fin de cuentas no ha pasado nada del otro mundo. Sólo
que habrá que tirar algunas fotos
borrar algunos correos y quitar los eseemeeses.
 

Porque en fin desde el principio estaba claro
que aquello no iba a salir bien. Y quizá por eso
ahora duele tanto este vacío, este vacío de nada.
 

Pero finalmente el tiempo lo cura todo. Y dentro de
un tiempo resultará que eres capaz de pasar indiferente
por todos esos lugares en los que ahora se ha detenido el tiempo.
 

Y al final aprenderás que se puede recibir sin dar
faltar a la verdad mirando profundamente a los ojos
estar con alguien y poder abandonarlo en cualquier momento.
 

Pero por qué llamar a eso madurar, si
hasta los niños saben que sólo se ama una vez
y que la verdadera amistad dura toda la vida.

MARTA ELOY CICHOCKA





lunes, 8 de septiembre de 2014 1 comentarios

Eso fuimos



Fuimos mentira
en el campo de batalla,
como quien besa
con pasión
labios falsos en su almohada.

Fuimos miedo
en los momentos finales,
como un aviador
japonés
al que le han explicado qué es ser un kamikaze.

Fuimos tropiezo
al borde del precipicio,
y quise evitar
la caída
colocando piedras en mitad de nuestro camino.

Fuimos fugaces,
tormentas de verano,
lluvia pasajera
que apenas moja el suelo
y se evapora antes de haberla pisado.

Eso fuimos tú y yo,
ocaso de la jornada,
vela que se apaga
sin soplar
antes de pedir el deseo de la tarta.
CÉSAR ULLA

sábado, 30 de agosto de 2014 3 comentarios

De esas mujeres...




Ella era de esas mujeres
que no protagonizan fotos de revistas,
tal vez una cámara no fuera capaz
de traducir las mil tonalidades de su mirada,
el millón de palabras que escondían sus ojos,
la temperatura exacta de sus labios
o el sonido de aquellos susurros
que provocaban guerras...

Ella era de esas mujeres
que no protagonizan fotos de revistas,
pero yo le hubiera dedicado
miles de portadas a su trasero
porque caminar detrás de ella
era ir poniéndole su nombre a todas las calles,
era cambiar el paisaje de Madrid
para dejar sólo sus letras...

Ella era de esas mujeres
que no protagonizan fotos de revistas,
quizá por las ojeras que le salieron
por querer arreglar el mundo,
o tal vez por esa arruga en la frente
por un desamor,
puede ser por la cicatriz de su rodilla
por negarse a bajar de sus tacones...

Ella era de esas mujeres
que no protagonizan fotos de revistas
porque prefieren protagonizar... VIDAS

NOEMÍ VICO GARCÍA


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;