viernes, 12 de diciembre de 2014 2 comentarios

A mí me gustan las personas con ojeras...


A mí me gustan las personas con ojeras. 
Los insomnios con nombre propio. 
Me gustan las personas que llevan
guardadas las piedras de sus tropiezos, 
como lecciones que aprender. 

Que sean bienvenidas aquellas que 
sufrieron y jugaron con las letras 
hasta curar sus heridas, 
tapando cicatrices, 
destapando miedos, 
y tocando con la yema de los dedos 
un puñado de almas. 

Las que están rotas, 
las que tienen cicatrices, 
las que se desangran sobre un papel 
sin importarles el qué dirán. 

Porque, si no estuviésemos llenos de grietas, 
¿por donde pasaría la luz? 

MARTA TORREJÓN


jueves, 11 de diciembre de 2014 2 comentarios

Y entonces ella


Creer nuevamente haber encontrado singularidad en unos ojos
en esta sucesión de sombras indiferenciables que sois todas,
y errar en la percepción…
nuevamente.
Es el sesgo de subjetividad de quien desea encontrar
algo distinto a un gigante “SIGA BUSCANDO”
en letras de neón
cuando rascas y no ganas

cuando rascas y no ganas
cuando rascas
y no ganas.
Y entonces, un día, entonces ella.
Y tú piensas que es una nueva ilusión de oasis,
que pronto se revelará sueño o mentira,
que mejor no cruces en ámbar
porque ella te mira con una mirada
que se mide en Imperios caídos,
ella mira así y entonces los puentes
se tiran desde lo alto de los suicidas,
te mira así y la alternativa es huir o perder.
Pero en seguida ella zanja todo debate cuando te explica,

no te equivoques
yo también estoy harta de derrotas
y sin embargo, mira, toca aquí
y tú notas cómo le late la clavícula a todo tambor
mientras te dice ¿esto? eres tú
y es lo único que me importa, atiende:
un día contarán nuestra historia
y podrán decir que perdimos,
pero por mis santos ovarios
te juro que nadie podrá decir de nosotros
que tuvimos
miedo.


KARIM CHERGUI


lunes, 8 de diciembre de 2014 0 comentarios

Aritmética


Lo que quiero que sea
lo que es
lo que pudo haber sido
lo que nunca será
lo que fue y lo que era
lo que pudiera ser
lo que querré algún día que haya sido
lo que quise que fuera
lo que a pesar de mí se obstina en ser
lo que siempre soñé que fuese un día.

Las cuentas son exactas:
yo soy el resultado.

RAQUEL LANSEROS



martes, 2 de diciembre de 2014 0 comentarios

Poesía para disfrutar (3)



Quizá la poesía no nos dé para vivir
pero... ¿cómo vivir sin ella?
Noemí Vico


El día que me hice "mayor" empecé a escribir sólo contratos y facturas, libros de leyes y ejercicios en los que poco cabían las luces o las flores. Pienso que quizá me hice mayor demasiado pronto para que los demás creyeran que era más fuerte. Por dentro, siempre he sido pequeña y sigo haciendo lo de entonces... lo de pasear sola, lo de la mirada con voz propia y el estar sin hacer ruido.

Sigo leyendo mucho porque es lo que más me gusta en el mundo aunque no es igual de bonito si no lo comparto con vosotros. Aquí os dejo mis últimos tesoros para que podáis disfrutar de ellos.


INTRANERSO
CARLOS MIGUEL CORTÉS


"Hay personas por las que cambiar
y personas a las que cambiar
por otra.
Aunque esa otra se llame soledad"

Este poemario merecería un capítulo aparte, como el intranerso que llevamos dentro cada uno de nosotros o como ciertas historias de amor que se viven a escondidas y que sólo conocen dos porque el resto del mundo no las entendería.
¿Qué pasa cuando te enamoras de una Chica Libélula? Que sabe volar, que sus alas traen los colores del universo y que, para atraparla, hay que dejarla libre (y no todo el mundo es capaz).
Sus poemas recorren planetas e historias de corazones felices, rotos, remendados y que se reconstruyen y nos contruyen como personas. Cuando lo abrí por primera vez, por el poema 81 (mi número de la suerte), no me imaginaba todo lo grande podía esconder un libro tan pequeño y me pasé horas buscando un poema que no me gustara... sigo buscándolo y no lo encuentro :)




LA LÓGICA DE LA PRIMAVERA
CÉSAR ULLA


"No existe
o aún no se ha inventado
la unidad de medida
que calcule mis ganas de tenerte"


Un tratado completo sobre el (des)amor, con los principios que los sustentan y que lo destrozan, con las leyes que no se cumplen, la lógica invisible y las hipótesis que no se pueden demostrar, con las verdades no universales. El amor es más difícil de entender cuanto más lo analizas, y quizá ése sea su verdadero encanto.






PLURALES
CLARA C. SCRIBÁ 



"I should have left
before you decided to
fuck up us"

Clara es uno de mis últimos GRANDES descubrimientos con este primer poemario de historias entre nosotros, vosotros y ellos, como en un triángulo doloroso de amores paralelos y entrecortados.
¿Por qué me gusta tanto? porque la leo y veo a Cernuda, a Gil de Biedma, a José Hierro... porque la leo y sé que cada palabra está calculada al milímetro y con el mimo de quién conoce la lengua como a sí misma.




BOLERO MIX
FERRÁN FERNÁNDEZ 


"Me llamó desde el fondo del abismo
y yo sin dudarlo bajé para rescatarme"


Por una casualidad, me choqué con el quinto libro de experimentación poética de Ferrán, de la experimentación que sólo puede permitirse quién conoce profundamente la palabra. Recuento de antiguas amantes, de insomnios y cupidos asesinos, puzzles con recortes de un amor que ha pasado pero sigue doliendo. Una buena forma de retratar todo el espacio que ocupa una ausencia.






LÍNEAS A LO IMPOSIBLE
VÍCTOR BAEZA RUEDA 


"(...) Sé
el aire que escapa de mi boca
cuando digo:
¡ven!"

En numerosas ocasiones, es necesario empezar de cero. Nuestras ruinas nos enseñan a vivir y, sin ellas, no somos. Víctor recorre su casa, apartando escombros (y recuerdos), desde el tejado hacia lo que se adentra a metros bajo tierra con poemas que van poniendo los pelos de punta uno a uno. Quizá para estrenar un nuevo hogar, lo mejor sea que el anterior se haya desmoronado del todo... ¿o no?









(Y, DIGO YO... ¡QUÉ VERSOS NOS HUBIÉRAMOS PERDIDO SI NO NOS HUBIERA DESTROZADO EL DESAMOR ALGUNA VEZ!)


viernes, 21 de noviembre de 2014 0 comentarios

¿Quieres LEER?


Son todos los que están,
pero no están todos los que son...



Durante años he compartido en este espacio muchos de los poemas y libros que caen en mis manos y que me tocan especialmente el corazón. Creo que es un deber sacar la luz de otros para que llegue a mucha gente así que aquí tenéis este post VIVO en el que iré dejando, poco a poco, las referencias a mis libros favoritos por si os apetece leer y, sobre todo, descubrir nuevas voces y nuevas luces :)

AJO

Micropoemas

ALFONSO BREZMES

La noche tatuada


ANA PATRICIA MOYA

Material de desecho

ANA PÉREZ CAÑAMARES

La alambrada de mi boca


ANAY SALA-SUBERVIOLA

Ý (Turno de réplica)

ANGEL GONZÁLEZ 

Palabra sobre palabra

ÁNGEL MUÑOZ 


Como Ulises en una cacharrería
Amor manual

BELÉN REYES 

Desnatada
Ponerle un bozal al corazón
Atrévete a olvidarme
Ser mayor es un timo

BENJAMÍN PRADO 

Pura lógica
Doble fondo

CARLOS SALEM 

Memorias circulares del hombre peonza
El animal

CARLOS MIGUEL CORTÉS (@TuristaEnTuPelo)

Intranerso

CÉSAR ULLA 

Manual para suicidas conversos
La lógica de la primavera 

CLARA C. SCRIBÁ

Plurales

DANIEL ORVIZ 

Muere sonriendo

DAVID MAYOR 

31 poemas

DIEGO ÁLVAREZ MIGUEL 

Un día, tres otoños

DIEGO OJEDA 

Mi chica revolucionaria


ELVIRA SASTRE

43 maneras de soltarse el pelo
Baluarte

ERNESTO PÉREZ VALLEJO 

De Laura y otras muertes

ESCANDAR ALGEET 

Alas de mar y prosa
Un invierno sin sol

FERRÁN FERNÁNDEZ

Bolero mix

GLORIA FUERTES 

Pecábamos como ángeles (Gloripoemas de amor)


IRENE X

El sexo de la risa

ISABEL GARCÍA MELLADO 

Tic, Tac, Toc, Toc

JAVIER RUIZ TABOADA 

Tierra mojada
Contra viento y maneras


JUAN VICENTE PIQUERAS 

Yo que tú. Manual de gramática y poesía


KATY PARRA 

Coma idílico  

LUCAS RODRÍGUEZ LUIS 

Poetry for dummies

LUIS CERNUDA 


La realidad y el deseo

LUIS RAMIRO 

Te odio como nunca quise a nadie


MADA ALDERETE VINCENT 

La hembra te da permiso

MARCUS VERSUS 

No happy
Un mar bajo el suelo


MARWAN

La triste historia de tu cuerpo sobre el mío

MÓNICA CARRILLO 

La luz de Candela

PATRICIA GARCÍA-ROJO

Amar es aquí

PEPE VIYUELA 

Y amarte sin saber 
Las letras de tu nombre
La luz en la memoria
Silenciario

RAQUEL LANSEROS 

A las órdenes del viento

RUBÉN TEJERINA 

El estómago del tiburón
Animal absoluto

SOFÍA RHEI 

Alicia volátil

VARIOS AUTORES

Antología Poetrastos

VÍCTOR BAEZA RUEDA
 
Líneas a lo imposible

WISLAWA SZYMBORSKA 

Instante



lunes, 17 de noviembre de 2014 1 comentarios

Ya verás



No debí saber quién eras,
no debí contar mis penas.
Noviembre es siempre triste
y tú viniste proponiendo guerras.

Qué cosas se te ocurren, tú siempre tan concreta:
y si volvemos a empezar, ¿qué tal?
Yo sin saber dónde mirar,… y tú tan guapa.

Ya verás como me olvidas,
y te encuentro en cualquier bar pegando saltos de alegría,
y me dices que lo nuestro no era lo que merecías,
seré cosas que se cuentan, vueltas de la vida.

Que yo te vi primero, sobraba lo demás y cuando menos debo
te vuelves a cruzar, se cae el mundo al suelo,
que tengo lo que tengo, debo lo que debo y quiero lo que quiero.

Como si no hubiera pasado el tiempo y fuera ayer,
voy a acercarme lento esta vez, yo ya sabiendo que te irás,
… y tú tan guapa.

Ya verás como me olvidas,
y te encuentro en cualquier bar pegando saltos de alegría,
y me dices que lo nuestro no era lo que merecías
seré cosas que se cuentan, vueltas de la vida.


FUNAMBULISTA Y ANDRÉS SUÁREZ



domingo, 16 de noviembre de 2014 1 comentarios

Las cosas más absurdas de una mujer zurda


Claro que yo también quise ser princesa
y el centro de su universo
y un poema.
Y que llegara tarde al trabajo alguna vez
por mi culpa.
Que una mezcla de sus genes y los míos
jugara a las muñecas en el salón.
Que los domingos se parecieran a cualquier cosa
menos a domingos.
Que los eneros no tuviera que recurrir a la estufa
para calentarme los pies.

Yo quería un jardín y rosales
y un mar con sus olas,
una talla mas de pecho o quizás dos,
un cruce de piernas más erótico
y una voz más femenina.

Quería un montón de fotos con la sonrisa desnuda,
un viaje a Grecia,
un trabajo más decente.
Quería aquello
y eso
y lo otro
y un poco de aquí
y otro poco de allá
y a él.
Sobre todo yo lo quería a él.

Que mis orgasmos no se los tragara el desagüe,
ni mi corazón se quedara sin cobertura
y que los espejos y los hombres
me dijeran la verdad sobre mi cuerpo.

Quería tartas en todos mis cumpleaños
y una postdata que dijera "te echo tanto de menos"
y sexo sin condón ni asientos de coches
y "cariño" y "amor" y "gordita"
y un "¿cómo estás de tus jaquecas?”
y un " te sienta tan bien ese vestido".

Quería desnudarme en sus pupilas,
comer helado en su espalda,
fumarme un cigarro en su boca,
un silencio que rompiera su palabra,
un hombro que durmiera mis bostezos,
que me sentara mejor aquella falda
y esa blusa
y su piel.
Sobre todo su piel.

Y es que aunque ahora no te lo creas
yo solamente quise ser feliz. 


ERNESTO PÉREZ VALLEJO

martes, 11 de noviembre de 2014 1 comentarios

Después de la rabia



Y después de la rabia.

Una lágrima rozando la caída,

recuerdo de la sumisión del hielo al calor.

La pesada digestión del orgullo.

La frustración de aquel nunca más.

Después de la rabia.

La gravedad del alma.

La espesura en los pasos.

la mirada rencorosa de la serenidad.

La capacidad de reacción,

de rectificar como aquellos

los sabios.

Después de la rabia.

Sólo cabe seguir amando.

MARÇAL FONT 


viernes, 7 de noviembre de 2014 1 comentarios

Bienvenida a mis ruinas


Bienvenida a mis ruinas,
ten cuidado no tropieces
con los escombros de esos versos
que no son para ti.
Me sorprende enormemente 
que hayas encontrado el camino para llegar
con lo perdido
que he estado yo siempre.

Perdona el mal clima,
no para de llover
desde que vivo sin tejado.
Cuídate de los charcos
no vaya a ser que te cales de tristeza.

Te habrás dado cuenta
de que hay paredes caídas,
también algunas 
que aún sujetan la soledad de pie
-con lo difícil que es evitar que se tumbe encima
con lo fácil que es dejarse caer...-

Al otro lado de esta catástrofe,
por la ventana,
se ven todos esos pájaros
que antes vivían en mi cabeza
comiendo de la basura
pero no te asomes,
no vaya a ser que te des cuenta 
de que son adictos al invierno
y siempre
se olvidan de migrar.

Supongo que ya te has fijado
en las tumbas del cenicero
esas lápidas de nicotina
con su epitafio de ceniza.
Es el cementerio
donde entierro todos los nombres
que ni siquiera han sido.

Quiero decirte algo,
ahora que estamos aquí:
ese calendario que ves ahí colgado
me dio la mayor hostia bisiesta de mi vida.
Cada vez que viene alguien
con intenciones e futuro
le mira a los ojos
como si fuera a tener razón
con eso de los días.
Pero no le tengas miedo,
si algo he aprendido del reloj
es que el pasado no se borra
pero se reconstruye.

Antes de irnos,
ven,
que te voy a enseñar mi rincón favorito,
mira allí,
entre aquellas dos vigas,
ahí todavía respiran las ganas,
parece que puede caber algún beso,
sí, 
justo ahí
donde asoman los cimientos.

VÍCTOR BAEZA RUEDA
 
martes, 4 de noviembre de 2014 2 comentarios

Ella me dijo que nunca pensaba en mí...




FERRÁN FERNÁNDEZ
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;