miércoles, 21 de enero de 2015 1 comentarios

El amor es el crimen perfecto


El amor es el crimen perfecto

Porque no le importa dejar huellas
y está siempre sembrado de ADN.
Porque tiene en nómina a los detectives,
a los criminales y a los jueces,
(y creo que les paga mucho menos a los jueces).

Porque sus cadáveres nunca mueren del todo
y resucitan ante otros ojos, inéditos,
para volver a morir,
de amor, dentro de un tiempo.

Porque antes de matar estafa,
con sonrisa de ángel o banquero,
y hace sentirse alto al más enano,
y que nos veamos guapos
los que nos sabemos feos.

Porque te apuñala siempre en el mismos sitio,
y los adictos/barra/adictas/
hacen cola para su chute de subidón
con destino al precipicio.

Porque es un cronófago
al que no le importa ser coprófago
si has dejado que tu vida
se convierta en una mierda.

Porque inventó a los poetas, a los suicidas,
a las putas, y también,
para que alguien saliera ganando,
a los proxenetas.

Porque nunca se arrepiente
y usa las banderas de tregua como pañuelos.

Porque olvida direcciones, nombres y números de teléfono,
pero cuando te descuidas te acorrala una noche
y te deja desnudo y a solas con tus recuerdos.

El amor a una mujer, a un hombre, a un hijo,
a un club de fútbol, a una idea,
a una mascota o a un planeta,
que te lo quita todo sin permiso
y te da a cambio
el humo de una promesa
junto a una ventana abierta.

El amor es el crimen perfecto,
porque ha estado matándome toda la vida,
y todavía consigue que le abra la puerta,
y lo siente a mi mesa,
y lo tumbe en mi cama,
y lo reciba
como se recibe al viento,
a las buenas noticias,
y a esa bala entre los ojos que llevo años mereciendo:

con una sonrisa resignada,
una copa en cada mano,

y los brazos
bien abiertos.


CARLOS SALEM

(Este poema dará inicio y título a su nuevo poemario, más información en su blog)


viernes, 16 de enero de 2015 0 comentarios

La marea


A veces los amores van y vienen
como el agua a las playas y a las rocas.
Con fugaz ansiedad a veces chocan
con una realidad que les detiene.

Espejismo sin sol que se desboca
cegando la razón que no se atiene
a razones. El tiempo no detiene
las torres de cristal cuando se enrocan.

Amores que te engañan y se empeñan
en presentar recibos atrasados
pero sin desvelar su santo y seña.

Sentir de un corazón manipulado
por el caso de un tiempo que te enseña
el lado de la herida menos malo.

JAVIER RUIZ TABOADA


domingo, 11 de enero de 2015 0 comentarios

Corazón sin tiritas


Me agotan los corazones usados,
Los que por miedo ya no aman,
Los que por miedo abandonaron,
Los que no libran batallas.

Y quizá a mis 30, sea imposible pedir un amor por estrenar,
Un corazón sin fisuras,
Una espalda sin marcar,
Pero al menos no cierres las costillas
Aprisionando las mariposas,
Deja que te haga cosquillas,
Seguro que alguna hay hermosa.

"Ahí va, ahí va, el conejo de la suerte,
Haciendo referencia a su cara de inocencia, tu besarás al chico o a la
chica que te guste más..."

Y ese primer beso no volverá, esas mejillas coloradas, esa
inocencia perturbada por las cicatrices que deja el amor cuando
no lo es.

No des vueltas a la botella,
la suerte ya está echada,
elige tu lado de la cama,
esta noche, soy de ella.

EME MOISÉS PÉREZ


domingo, 4 de enero de 2015 2 comentarios

Poema IX


La locura sublime
consiste en no saber;
columpiarse en la duda;
confesar la ceguera;
admitir que se ignora
una sola verdad;
aprender a vivir
caminando en alambres,
sin pértiga, sin red;
sabiendo que la muerte
nos habita en las plantas
y se enrosca en las piernas.

La locura sublime
es llevar todo eso
a cuestas y, a pesar
de todo, sonreír,
elevar la tragedia
a la categoría
de una estúpida brizna.

PEPE VIYUELA


jueves, 1 de enero de 2015 1 comentarios

La culpa es mía


La culpa es mía
Vine a besar el suelo que pisas.

Traduje lo que no decías
en lo que quise oír.

La culpa es mía

he consentido
sin sentido
y creído
en cualquiera
de tus dos caras.

Ya está,
soy todas las veces que te has ido
soy todos los ratos que no he querido huir
soy todos los besos que no me has dado a mí.

Ya está,
soy recuerdo,
indiferente;
la chica que te rozó en el mercado,
la que te miró a los ojos en aquél cruce,
la que te sirvió el peor café que has probado.

Ya está, no nos conocemos.
Se acabó el juego.

Ya está amor,
mi guerra es completamente tuya,
pero no como antes
que disfrutaba traicionándome
para regalarte los asaltos nocturnos
a mis muros,
no como antes,
que te contaba en susurros los puntos flacos
de mis escudos,
no como antes.


Última vez.
Se acabó el juego.
Por primera vez.

Hoy has conseguido que me arrepienta
de ser quien soy
de hacer lo que hago
de arriesgar para perder.

Hoy te devuelvo todas tus noches,
abandono la almohada que terminó evaporando
tu perfume,
te regalo hasta la última gota de drama,
hoy, por primera vez, te dejo conocer Madrid.

Y ni me despido
ni me evado
ni me voy de a dónde nunca llegué.

Hoy por primera vez
me da igual,
haz lo que quieras
pero no me lo hagas a mí. 

ANDREA VALBUENA


lunes, 29 de diciembre de 2014 1 comentarios

Sólo es el tiempo


No sucede nada, no temas.
Sólo es el tiempo.                               
                        Nos ha pasado
como una exhalación
y hemos tenido que arrimarnos un poco   
al arcén. Pero   
ya contábamos con eso.   
Mira, la noche (allí enfrente,   
esperando) aún está lejos. 
                                     Ven, 

salgamos fuera. 
                     Todavía

nos queda mucho  
atardecer.

KARMELO C. IRIBARREN



viernes, 12 de diciembre de 2014 3 comentarios

A mí me gustan las personas con ojeras...


A mí me gustan las personas con ojeras. 
Los insomnios con nombre propio. 
Me gustan las personas que llevan
guardadas las piedras de sus tropiezos, 
como lecciones que aprender. 

Que sean bienvenidas aquellas que 
sufrieron y jugaron con las letras 
hasta curar sus heridas, 
tapando cicatrices, 
destapando miedos, 
y tocando con la yema de los dedos 
un puñado de almas. 

Las que están rotas, 
las que tienen cicatrices, 
las que se desangran sobre un papel 
sin importarles el qué dirán. 

Porque, si no estuviésemos llenos de grietas, 
¿por donde pasaría la luz? 

MARTA TORREJÓN


jueves, 11 de diciembre de 2014 2 comentarios

Y entonces ella


Creer nuevamente haber encontrado singularidad en unos ojos
en esta sucesión de sombras indiferenciables que sois todas,
y errar en la percepción…
nuevamente.
Es el sesgo de subjetividad de quien desea encontrar
algo distinto a un gigante “SIGA BUSCANDO”
en letras de neón
cuando rascas y no ganas

cuando rascas y no ganas
cuando rascas
y no ganas.
Y entonces, un día, entonces ella.
Y tú piensas que es una nueva ilusión de oasis,
que pronto se revelará sueño o mentira,
que mejor no cruces en ámbar
porque ella te mira con una mirada
que se mide en Imperios caídos,
ella mira así y entonces los puentes
se tiran desde lo alto de los suicidas,
te mira así y la alternativa es huir o perder.
Pero en seguida ella zanja todo debate cuando te explica,

no te equivoques
yo también estoy harta de derrotas
y sin embargo, mira, toca aquí
y tú notas cómo le late la clavícula a todo tambor
mientras te dice ¿esto? eres tú
y es lo único que me importa, atiende:
un día contarán nuestra historia
y podrán decir que perdimos,
pero por mis santos ovarios
te juro que nadie podrá decir de nosotros
que tuvimos
miedo.


KARIM CHERGUI


lunes, 8 de diciembre de 2014 0 comentarios

Aritmética


Lo que quiero que sea
lo que es
lo que pudo haber sido
lo que nunca será
lo que fue y lo que era
lo que pudiera ser
lo que querré algún día que haya sido
lo que quise que fuera
lo que a pesar de mí se obstina en ser
lo que siempre soñé que fuese un día.

Las cuentas son exactas:
yo soy el resultado.

RAQUEL LANSEROS



martes, 2 de diciembre de 2014 0 comentarios

Poesía para disfrutar (3)



Quizá la poesía no nos dé para vivir
pero... ¿cómo vivir sin ella?
Noemí Vico


El día que me hice "mayor" empecé a escribir sólo contratos y facturas, libros de leyes y ejercicios en los que poco cabían las luces o las flores. Pienso que quizá me hice mayor demasiado pronto para que los demás creyeran que era más fuerte. Por dentro, siempre he sido pequeña y sigo haciendo lo de entonces... lo de pasear sola, lo de la mirada con voz propia y el estar sin hacer ruido.

Sigo leyendo mucho porque es lo que más me gusta en el mundo aunque no es igual de bonito si no lo comparto con vosotros. Aquí os dejo mis últimos tesoros para que podáis disfrutar de ellos.


INTRANERSO
CARLOS MIGUEL CORTÉS


"Hay personas por las que cambiar
y personas a las que cambiar
por otra.
Aunque esa otra se llame soledad"

Este poemario merecería un capítulo aparte, como el intranerso que llevamos dentro cada uno de nosotros o como ciertas historias de amor que se viven a escondidas y que sólo conocen dos porque el resto del mundo no las entendería.
¿Qué pasa cuando te enamoras de una Chica Libélula? Que sabe volar, que sus alas traen los colores del universo y que, para atraparla, hay que dejarla libre (y no todo el mundo es capaz).
Sus poemas recorren planetas e historias de corazones felices, rotos, remendados y que se reconstruyen y nos contruyen como personas. Cuando lo abrí por primera vez, por el poema 81 (mi número de la suerte), no me imaginaba todo lo grande podía esconder un libro tan pequeño y me pasé horas buscando un poema que no me gustara... sigo buscándolo y no lo encuentro :)




LA LÓGICA DE LA PRIMAVERA
CÉSAR ULLA


"No existe
o aún no se ha inventado
la unidad de medida
que calcule mis ganas de tenerte"


Un tratado completo sobre el (des)amor, con los principios que los sustentan y que lo destrozan, con las leyes que no se cumplen, la lógica invisible y las hipótesis que no se pueden demostrar, con las verdades no universales. El amor es más difícil de entender cuanto más lo analizas, y quizá ése sea su verdadero encanto.






PLURALES
CLARA C. SCRIBÁ 



"I should have left
before you decided to
fuck up us"

Clara es uno de mis últimos GRANDES descubrimientos con este primer poemario de historias entre nosotros, vosotros y ellos, como en un triángulo doloroso de amores paralelos y entrecortados.
¿Por qué me gusta tanto? porque la leo y veo a Cernuda, a Gil de Biedma, a José Hierro... porque la leo y sé que cada palabra está calculada al milímetro y con el mimo de quién conoce la lengua como a sí misma.




BOLERO MIX
FERRÁN FERNÁNDEZ 


"Me llamó desde el fondo del abismo
y yo sin dudarlo bajé para rescatarme"


Por una casualidad, me choqué con el quinto libro de experimentación poética de Ferrán, de la experimentación que sólo puede permitirse quién conoce profundamente la palabra. Recuento de antiguas amantes, de insomnios y cupidos asesinos, puzzles con recortes de un amor que ha pasado pero sigue doliendo. Una buena forma de retratar todo el espacio que ocupa una ausencia.






LÍNEAS A LO IMPOSIBLE
VÍCTOR BAEZA RUEDA 


"(...) Sé
el aire que escapa de mi boca
cuando digo:
¡ven!"

En numerosas ocasiones, es necesario empezar de cero. Nuestras ruinas nos enseñan a vivir y, sin ellas, no somos. Víctor recorre su casa, apartando escombros (y recuerdos), desde el tejado hacia lo que se adentra a metros bajo tierra con poemas que van poniendo los pelos de punta uno a uno. Quizá para estrenar un nuevo hogar, lo mejor sea que el anterior se haya desmoronado del todo... ¿o no?









(Y, DIGO YO... ¡QUÉ VERSOS NOS HUBIÉRAMOS PERDIDO SI NO NOS HUBIERA DESTROZADO EL DESAMOR ALGUNA VEZ!)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;